Una opción más saludable para no saltarte el postre

Plato de strawberry cheesecake sin azúcar en las manos

¿De verdad te vas a saltar este cheesecake de fresa? ¡No tiene azúcar! Cuántas veces después de la comida llega el momento del postre y… pues no, me voy a saltar esas calorías. Por eso en esta ocasión pensé en hacer un postre más liviano.

Este cheesecake de fresa sin azúcar se hace perfecto para cuando estamos controlando mejor lo que comemos y nos da el antojito de dulce. La fresa se presenta en su estado natural, no en tipo mermelada, con lo cual ya estamos bajándole ahí al azúcar y nos quedamos con la fructosa de la fresa. La base de galleta tradicional la cambiamos por una tierra de galletas sin azúcar y, para eso utilizaremos menor cantidad de las que se usa en la base tradicional, con lo que ahí también le estamos bajando al azúcar. Y en cuanto al relleno sustituimos el azúcar por fruta del monje.

Llevo años acompañando mi rendimiento físico con el control y seguimiento de nutricionista para llevar una alimentación más saludable y balanceada y una de las cosas que he aprendido en este tiempo ha sido a controlar el consumo del azúcar, uno de los pilares para una alimentación saludable. Pero de vez en cuando me dan esas ganas de comer algo dulce que no consigo clamar con una pieza de fruta.

Así que pensando en opciones se me ocurrió esta opción de cheesecake de fresa sin azúcar apto no sólo para quienes buscan opciones más saludable sino también para diabéticos. Además la presentación de este cheesecake de fresa lo hace más original y atractivo.

Fresas rellenas de cheesecake sin azúcar

La receta

Ingredientes

500 gr de fresones

80 gr de galletas tipo María sin azúcar

250 gr de queso crema a temperatura ambiente

5 ml (1 cucharadita) de esencia de vainilla

5 gr (1 cucharadita) de fruta de monje (si aún no lo has utilizado aquí te dejo información)

1 limón amarillo, la ralladura

Hojas de hierbabuena para decorar

Procedimiento

Con las manos o con ayuda de un procesador de alimentos tritura las galletas hasta que queden como arena. Reserva.

Con un cuchillo descorazona los fresones.

En un bowl mezcla el queso crema con la vainilla, la fruta del monje y la ralladura de limón. Mezcla hasta que quede todo bien integrado. Vierte la mezcla en una manga pastelera con una duya.

La idea es presentarlo como si fuera un jardín así que pon una base de polvo de galletas. Después rellena cada fresón con la mezcla de queso y colócalos sobre la tierra de galleta. Decora con hojas de hierbabuena.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados