Pan de arándanos, miel y nueces Panes y otras masas

¿A caso no se te antoja este pan de arándanos, miel y nueces para el desayuno con un poquito de mantequilla?

Pan aberto pan de arándanos, miel y nueces

¡Que levante la mano quien no haya intentado en esta cuarentena hacer pan! Si no levantaste la mano se acaba de cruzar en tu camino la receta perfecta para que lo intentes: pan de arándanos, miel y nueces.

Hacer pan es algo adictivo y terapéutico… Una vez sacas tu primer pan del horno no dejas de pensar en el siguiente que vas a hacer y cuando ya tienes dominado los panes con método directo quieres empezar a experimentar con masa madre y otros prefermentos.

Pan de arándanos, miel y nueces Pan en cazuela

Una de las ventaja de este pan de arándanos, miel y nueces es que, sino tienes mucha pericia dándole forma, sólo tienes que hacer una bola y la colocas en el recipiente, el mismo donde vas a hornear.

Pan cortado pan de arándanos, miel y nueces

Si quieres probar aprender a hacer tu propio pan de molde para tus sandwiches, haz click aquí. Si prefieres una opción de pan integral puedes encontrarlo aquí.

La receta

Ingredientes

3 tazas de harina

1/2 cucharadita de levadura seca instantánea

2 cucharaditas de sal

1 taza de arándanos deshidratados

1/2 taza de nueces picadas

1 y 1/2 taza de agua

1/4 taza de miel de abeja

Procedimiento

En un bol grande mezcla la harina, la levadura y la sal. Después agrega los arándanos y las nueces. Incorpora el agua poco a poco y la miel.

LLegado cierto punto mientras mezclas te será más cómodo pasar la masa sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada y continuar amasando ahi.

Amasa hasta obtener una masa homogénea, manipulable y ligeramente pegajosa. Dale forma de bola.

Engrasa en bol con un poco de aceite y transfiere al bol la bola de masa. Cubre el bol con un paño limpio o con papel film y deja leudar por unas 12 horas.

Transcurrido ese tiempo, sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada, dale forma de bola a la masa. Engrasa una olla tipo Dutch Oven (asegúrate que sea apto para el horno), me te la bola de masa y deja reposar por unos 45 minutos o hasta que haya doblado su volumen.

Precalienta el horno a unos 230ºC.

Hornea tu pan por unos 40 minutos aproximadamente. Saca el pan del horno y pinta la corteza con miel mientras esté aún caliente y déjalo enfriar.


Deja una respuesta