Ensalada de espinacas y fresas Ensaladas

Porque en la vida todo es balance hoy toca receta de ensalada de espinacas y fresas.

Si te pasa como a mí que de tanto comer las ensaladas básicas tienes complejo de conejo, vamos por algo un poquito más sofisticado en sabor pero igualmente sencilla de hacer, una ensalada de espinacas y fresas donde cada ingrediente es clave par el balance final.

ensalada servida sbre plato gris con props en rojo

Si me preguntan qué suelo cenar en casa la respuesta es una ensalada. En mi nevera siempre encontrarás con qué armar una ensalada. Pero a veces me aburren y toca buscar alternativas… ya sea el aderezo o la combinación de ingredientes.

Si no eres muy aficionado/a a las ensaladas, esta ensalada de espinacas y fresas te hará cambiar de opinión.

Medio plato de ensalada

Y es que si no tengo muchas ganas de cocinar a solución es una ensalada, si necesito completar la porción de vegetales en el almuerzo, una ensalada es la solución. Si me excedí en el almuerzo, una ensalada en la cena me compensa.

La clave está en balancearla para que sea completa y aporte la cantidad de nutrientes y calorías necesarias en función de si la voy a consumir en el almuerzo o en la cena.

Close up de a ensalada

La receta

Ingredientes

2 tazas de espinacas frescas (enteras si son baby o picadas si son normales), limpias y secas. Si no te gustan las espinacas puedes cambiarlas por una buena lechuga.

8 fresas cortadas en cuartos

1/4 de taza de nueces de tu preferencia (yo usé pecanas que me quedaron de un pastel que hice)

1/2 manzana roja, con piel y cortada en rebanadas delgadas (mantenlas cubiertas en agua con jugo de limón para que no se oxiden)

3 cucharadas de queso azul desmenuzado, puedes sustituirlo por un queso de cabra si prefieres. También le funciona muy bien unas lascas de queso parmesano.

sal negra (o cualquier sal de tu preferencia) al gusto

Para la vinagreta

3 cucharadas de vinagre (yo prefiero utilizar el oscuro)

1 cucharadas de mostaza de Dijon

1 cucharada de miel

sal al gusto

6 cucharadas de aceite de oliva

hojas de menta finamente picadas al gusto

Procedimiento

En la base del plato en el que la vayas a servir coloca las rebanadas de manzana de forma que a todo el alrededor del plato asomen. Encima coloca las espinacas y entre las hojas acomoda las fresas en cuartos y las nueces.

Esparce por encima el queso azul desmoronado y escamas de sal.

Para la vinagreta, en un bol mezcla bien el vinagre, la mostaza, la miel y la sal. Agrega el aceite y mezcla hasta que esté bien emulsionado. Añade las hojas de menta picadas. Prueba y, de ser necesario rectifica el punto de sal.

Para hacer este aderezo, en ocasiones vierto todos los ingredientes en un envase de vidrio con tapa y agita enérgicamente hasta lograr tu aderezo bien emulsionado.

Sirve la ensalada con el aderezo y disfruta. Ten a mano un pedacito de pan (chiquito, ¡no vayas a romper el balance a última hora! jajaja) porque querrás limpiar el fondo del plato.


Deja un comentario