Brownies Dulces

¿Y a tí como te gustan los brownies?

Torre de brownies

Un brownie es tan versátil que tibio con una bola de helado o un poco de crema se convierte en un delicioso postre y si lo acompañas con un vaso de leche o un cafecito (a estas alturas de mi vida soy más de café) tienes una merienda perfecta para niños y grandes.

Este sencillo bizcocho de chocolate se caracteriza por llevar nueces integradas en la masa. Su textura es crujiente por fuera y compacta y jugosa por dentro. Lo que se consigue por la característica principal de este tipo de masa horneada, ya que no lleva polvo de hornear.

Bueno, tal vez al principio, en su origen, los brownies no llevaban polvo de hornear… sí otra de esas deliciosas creaciones fruto de errores a la hora de cocinar. Pero hoy en día encontramos una infinidad de variaciones… hasta «blondies«, una versión que no lleva chocolate.

Torre de brownies con botella de leche

En lo personal, una de las variantes al brownie tradicional que he probado y más me gusta es la que incorpora queso azul desmenuzado en la masa antes de hornear. Me dio el tip el chef Charlie Collins y no tardé en hacer la prueba… es delicioso.

Pero hoy nos quedamos con la opción de brownies clásica una receta fácil de hacer, con ingredientes sencillos y que no requiere de equipo sofisticado.

La receta que comparto la saqué originariamente de un libro de brownies de Wilton pero cada ves que la volvía a hacer le hacía adaptaciones a mi gusto. Espero que a hagas y la disfrutes.

Torre de brownies

La receta

Ingredientes

1 y 1/2 taza de harina todo uso

1/2 cucharadita de bicarbonato

1/2 cucharadita de sal

1/2 taza de mantequilla sin sal o margarina

1 y 1/2 taza de azúcar

1/4 taza de agua

1 taza de chispas de chocolate semi dulce

1 taza de cocoa en polvo

2 cucharaditas de extracto de vainilla

4 huevos

1/2 taza de nueces picadas

Procedimiento

Precalienta el horno a 350ºF (180ºC). Con spray vegetal o con mantequilla vegetal engrasa el molde que vayas a utilizar.

En un tazón mezcla la harina, el bicarbonato, la cocoa y la sal.

En una olla pequeña derrite la mantequilla o la margarina con el azúcar y el agua y revuelve hasta que el azúcar se hay diluido completamente. Retira la olla del fuego y agrega las chispas de chocolate revolviendo hasta que se derritan por completo. Incorpora la esencia de vainilla.

En un tazón grande bate los huevos y vierte la mezcla anterior, incorpórala con la ayuda de un batidor de mano. Añade la mezcla de harina y combina bien.

Pasa las nueces por un poco de harina, esto evitará que se vayan al fondo. incorpóralas a la masa.

Vierte la masa en el molde previamente engrasado y hornea por 25-30 minutos o hasta que al introducir un palillo en la masa éste salga limpio. Retira del horno y déjalo enfriar antes de cortar.


Deja un comentario