Ajos rostizados Misceláneo

Incorpora estos ajos rostizados a tus preparaciones !la diferencia es abismal!

ajos crudos sobre papel aluminio

Recientemente tomé un curso de maquillaje de alimentos (food styling) con Mariana y Geraldine de Otro Stylo para Cocinar, y los ajos rostizados fueron mi proyecto de fin de curso.

ajos rostizados

Después de trabajar en la producción de dos libros de cocina y participar en varias sesiones de fotos de platos es un campo que no me era del todo desconocido, nada tiene que ver ver, asistir que hacerlo uno mismo.

ajos rostizados en envase

Para el cierre de este curso teníamos que presentar un proyecto final y viendo que tenía una pieza de mármol que me fue amor primera vista desde el primer día, quería que fuera sí o sí algo sobre el mármol.

ajos rostizados con decoracion sobre mármol

Dudé entre un pie de limón y los ajos rostizados pero con las clases, el trabajo y la casa no me quería dar también el trabajo de hacer el pie de limón con la tensión adicional de que debía quedar divino para la foto.

Así que, después de mucho consultarlo con la almohada de decidí por los ajos.

Hace un tiempo estos ajos me los hacía confitados (cocción a fuego muy lento en aceite de oliva) pero con esta forma los tengo más rápido y el sabor me resulta más interesante.

ajos rostizados

Yo uso estos ajos casi que para todo… para hacer una mayonesa con ajos, le da un sabor espectacular. Se los pongo a platos de cuchara como la sopa de lentejas, el potaje de garbanzo.

No faltan en mi tortilla con espinacas del desayuno… por cierto, esa receta la tengo que compartir ¡esa ricura es digna de compartir! Y si quieres algo más fácil todavía busca una rebanada de pan y unta ahí los ajos.

Brindis por los ajos rostizados

La receta

Ingredientes

4 cabezas de ajo

2 ramas de romero

Pimienta en grano al gusto

500 ml aceite de oliva

Procedimiento

Con la ayuda de un cuchillo afilado corta la parte superior de la cabeza de los ajos. Coloca las cabezas de ajos sobre el papel aluminio y las ramas de romero. Vierte un chorro generoso de aceite de oliva sobre los ajos y el romero y ciérralos con el papel aluminio haciendo un paquetito.

En una sartén a fuego medio coloca el paquetito de los ajos en papel aluminio y deja cocinar, revisando de vez en cuando hasta que sientas que los ajos están tiernos.

Una vez tiernos retíra el paquete de la sartén y deja enfriar hasta que puedas manipular los ajos.

Prepara un envase de vidrio con tapa y vierte un buen chorreón de aceite de oliva. Pela los ajos y ve poníendolos en el envase con el aceite de oliva. cuando estén listos los ajos agrega unos granos de pimienta y el romero. Tapa el envase y ¡listo!


Deja un comentario