Una visita a Le Cordon Blue Madrid Misceláneo

Como todos los años por estas fechas, coincidiendo con el periodo estival en Europa, cruzamos el charco para visitar a la familia, celebrando estar todos juntos, como no podía ser de otro modo, alrededor de una mesa. En esta ocasión, las circunstancias se rodearon y he tenido la ocasión de hacer una visita a Le Cordon Blue Madrid.

 

Julia Pela la Yuca Le Cordon Blue Madrid

Julia Pela la Yuca Le Cordon Blue Madrid

Julia Pela la Yuca Le Cordon Blue Madrid

Me inscribí en un curso corto de panadería en Le Cordon Blue de Madrid que, además, ha sido la excusa perfecta para pasar un fin de semana en la capital.

Desde los días previos estaba con mariposas en el estómago cada vez que pensaba en este curso y, por fin, llegó el día y allí estaba yo, ataviada con gorro, delantal y paño de un blanco inmaculado con el logo azul de Le Cordon Blue.

Julia Pela la Yuca Le Cordon Blue Madrid

Julia Pela la Yuca Le Cordon Blue Madrid

El programa del curso incluía masa de croissants (croissants, napolitanas de chocolate, caracoles y mariposas), crema pastelera, masa fermentada y pan de centeno.

Julia Pela la Yuca Le Cordon Blue Madrid

En general, las instalaciones son una maravilla, no sé si para cualquier apasionado de la cocina, pero para mí sí. La cocina de panadería contaba con una gran mesa central en la que cada estudiante tenía su puesto de trabajo, debajo de cada puesto neveras, a los lados de esta gran mesa y a lo largo de toda la cocina había una hilera de batidoras kitchenAide rojas que se alternaban con placas de inducción (llegué a contar veinte de cada una) y, en la parte inferior, ollas y bols de todos los tamaños.

Julia Pela la Yuca Le Cordon Blue Madrid

Julia Pela la Yuca Le Cordon Blue Madrid

Tengo la sensación de que el curso pasó volando, que empezó, parpadeé y se acabó, pero ha sido toda una experiencia en la que he aprendido muchas cosas nuevas y conseguí hacer mis mejores croissants.